Cuentacuentos

IMG_5345

LIBRERIA LA PETITA

Paseando por Barcelona he descubierto una deliciosa librería infantil. Está en la zona de Poble Nou, cerca del mercado.

Se llama LA PETITA. Tienen libros para todas las edades, para muy pequeños, para los que aprenden a leer, para los que ya saben, para los que se inician en otros idiomas, para hacer manualidades o aprender a cocinar, para actividades con los padres , para dibujar, todos muy bien seleccionados, y  además….. una sección para abuelos y nietos.

Me han enseñado unos libros muy bien editados donde los abuelos y los nietos pueden poner sus fotos, sus dibujos o sus recuerdos.

Además, continuamente organizan actividades, presentaciones, cuenta cuentos,  con o sin padres,  incluso en inglés, un muy interesante club de lectura juvenil.

Disponen de venta on-line,  por si no puedes ir en persona, pero os recomendamos, por poco que podáis os paséis por allí.  Está en la calle Marià Aguiló, de Poble Nou.

Vale la pena, y sino entrar en su página web www.lapetita.com.

 

 

SONY DSC

EL COCHE DE PAPEL

Mario es un genio dibujando. Lo hace tan bien que sus dibujos a veces se vuelven de verdad, como Pinocho, pero no son de madera, son de papel o de cartulina y de muchos colores. A veces dibuja niños o niñas, otras veces dinosaurios, que le encantan, pero también le gusta dibujar ser perros, gatos, peces o incluso sus queridos coches y motos Hot Wheels.

El otro día encontró, su coche-cucaracha, Cuche para los amigos, de color verde, que había estado escondido en el cajón donde guarda sus coches desde el verano. Por suerte lo vio escondido detrás del Ferrari, junto al camión cisterna  y rápidamente lo rescató.

Se miraron con mucha alegría, lo colocó encima de la mesa delante suyo , cogió el cuaderno de dibujo y los lápices, y se dispuso a copiarlo. En lugar de usar el color verde lo coloreó en un rojo muy vivo, Mario pensó que como había estado tanto tiempo escondido detrás del Ferrari que son rojos y los Ferraris corren mucho se encontraría muy a gusto con ese color.

En esto que Cuche se espabila, se sacude un poco el polvo acumulado y le dice a Mario :

- Mario,¿ tu crees que tengo que ser de color rojo como este chulangas del Ferrari? El cree que es el más bonito, pero ha estado guardado igual que yo, y ya lo tengo aburrido. A mi me gustaría tener más colores.

- ¿Pues de que color te gustaría ser, Cuche?  ¿Verde, como siempre?

- No, verde no, que también lo he llevado puesto mucho tiempo. Porque no me pintas con rayas de muchos colores, naranjas, amarillas, azules que seguro que estaré guapísimo, podré correr mucho más y todo el mundo me aplaudirá.

- Pues quizás si, pero tendré que borrarte y volver a empezar. No te asustes, no te va a doler.

Y Mario, cogió la goma de borrar, y con muchísimo cuidado le quitó poquito a poco todo el color rojo, y empezó a dibujar unas preciosas rayas de colores, primero naranjas en el morro, después amarillas, un poco más atrás unos puntitos naranjas y  en la parte de atrás más rayas, estas de color azul. Distinto, desde luego.

- Estoy guapísimo, decía sin parar de reír.

- Ahora píntame un super circuito, llevaré a mis amigos  del cajón y podremos correr todos juntos.

- Vale te lo pinto pequeñito para que vayas tranquilo, pero a mi me gustan mucho más grandes.

- No, no, píntamelo de los de verdad, grande.

El circuito tenía de todo. Gasolinera, curvas, rectas, el pit lane, con muchos mecánicos que le ayudarían si tenía algún problema, un semáforo que se ponía en verde cuando daban la salida y un garaje con rampas para descansar.

Había una gran tribuna, donde todos los amigos de Mario y Cuche estaban nerviosísimos esperando que empezara  la carrera.

Pasaron por la gasolinera, y llenaron el depósito, fueron a saludar a los mecánicos, y vieron que tenían muchas herramientas y ruedas de recambio por si lo necesitaban. Pero Mario ya sabía que estaba tan bien dibujado que no haría falta  pasar por alli durante la carrera.

Los altavoces gritaron ¡Todos los coches a la salida! y todos los amigos se acercaron hasta la línea de salida. Eran más de diez coches preparados, pero ninguno con tantos colores como los que había pintado Mario.

- Cuche, acuérdate que cuando el semáforo se ponga verde, has de salir a toda prisa. Y corre,  corre ¡ Los vas a ganar ¡ Eres el más bonito de todos.

Y así fue, después de dar 20  agotadoras vueltas al circuito, de mucho “suspense” porque todos querían ganar, el coche – cucaracha a rayas azules, naranjas y amarillas, llegó primero a la meta., justito, pero el primero.

Todo el mundo aplaudía, le felicitaba y le daba golpecitos de enhorabuena. Estaba muy ufano – ¿sabes lo que es ufano? -  Le dieron una gran copa.  

Ya de vuelta a casa,  le  confesó a Mario que estaba muy contento, pero muy cansado.  Si no te importa, me vuelvo al papel, esto de las carreras, de los abrazos y de las felicitaciones es agotador. Me muero de sueño.

Pero volveré cuando tu, Mario, quieras. ¡Solo tienes que volver a dibujarme, y vendré contigo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11502

LA ABUELA Y EL FLAN

Allá por el año 1989 mi amiga Carmina, escribió este elogio de la Abuela y de los Flanes, que nos ha cedido a Abuelandia para el disfrute de todos nosotros.

Carmina es una abuela joven, culta y divertida, que sigue escribiendo relatos (quizás un día se decida a publicarlos) , y haciendo flanes, ahora ya para sus nietos y para sus amigos.

Esto es lo que escribió :

” EL FLAN 

1.- En una sartén, quemar azúcar hasta convertirlo en caramelo. Verterlo en el molde

2.- Mezclar un huevo, una cucharada de azúcar y una taza de leche por persona, añadir una yema al total y batir hasta que el azúcar esté deshecho.

Verterlo en el molde y ponerlo en una cazuela al baño María, tapándolo hasta que cuaje.

Dejar enfriar, sacar del molde, y ya está listo para comer.

 

Nunca olvidaré los flanes de mi abuela. Después de tantos años todavía guardo su sabor y percibo su cariño y ternura sólo al pensarlo.

Así hoy, al ver a Alex haciendo uno después de su regreso de vacaciones en casa de su abuela, pienso si tendrá el mismo significado para él.

Al preguntarle por que lo está haciendo, dice que tiene unos amigos en casa y quiere demostrarles lo mucho que le importan, porque su abuela le ha hecho siempre feliz con sus flanes.

¿Cuantos flanes debo haber comido a lo largo de mi vida?  Siempre haciéndome sentir bien; durante las vacaciones, en las convalecencias, y sin ninguna razón, un día cualquiera para merendar. Así, sin más, la abuela, sin más razón que la de hacer felices a los que la rodeaban, con algo dulce y sabroso, y darnos una muestra de cariño en molde de flan.

Pienso que voy a ser abuela, y también haré flanes, como mi abuela me los hacía a mi, como mi madre se los hace a mis hijos, y éstos a su vez se los harán a los suyos, y yo a mis nietos, y sobre todo convertirán este objeto dulce en un símbolo tan fuerte como la palabra “Amor”. “

 

 

 

 

 

IMG_0376

HABLAR

Últimamente he leído varios artículos sobre la importancia de hablar, de conversar. Parece ser que las mujeres suelen vivir más años que los hombres, porque hablamos más.

También está demostrado que, en general,  los niños que desarrollan habilidades del lenguaje pronto, tienen más facilidad en la escuela, y el cerebro se desarrolla mejor ( en un 85% lo hace los tres primeros años de vida).

Es importantísimo hablar con los niños, aunque parezca que no nos entienden, no es cierto. Desde bien pequeños, entienden los sonidos , el tono. A partir de los 9 meses y con una rapidez exponencial empiezan a entender las palabras. 

Los niños a los que se les ha hablado más desde pequeños, están mejor preparados cuando van a la escuela, y obtienen mejores resultados.

Importan tanto las palabras, como la calidad de los diálogos. Ayudan más las preguntas o las conversaciones abiertas, que las cerradas. Es mejor preguntar ¿de que color es la pelota?, o describir como es un muñeco, en el que el niños tiene oportunidad de comentar, que decir “recoge tus juguetes “ (también es importante, pero menos para aprender a hablar….) para lo cual no ha de responder, sino actuar.

Nuestros tiempos no ayudan a las grandes tertulias. La televisión es un corta-conversaciones de primer orden, igual que los video juegos, el cansancio, las prisas…

Y es ahí una vez más que aparecemos nosotros, los abuelos, con nuestra paciencia, nuestra experiencia, y más tiempo libre ( en teoría) , para ayudar a nuestros nietos a mantener grandes charlas, ya desde bebés.

Háblale siempre, aunque estés cambiando un pañal, o dándole la papilla. Utiliza una voz reposada y tranquila, y si ya es mayor, dándole tiempo a que responda.

A veces cuesta pensar en un tema de conversación, pero ahí tienes unas ideas.

1.- Habla de lo que estás haciendo, y como lo estás haciendo.

Si es el momento de la papilla, pues le explicas como la has hecho, si está caliente o fría, que la has puesto en un bol o en el biberón, de que color es el babero, si le va a ayudar crecer mucho. Seguro que se te ocurren muchos temas.

Si es más mayor, pues le comentas lo deliciosa que es la comida que has preparado, los ingredientes que has puesto, como la has servido.

Si es el momento de jugar, pues puedes discutir las jugadas, si las fichas son de un color u otro.

Es importante ver que mantiene su interés, sino mejor cambia de tema.

2.- Coge un libro y ábrelo. Si es de dibujos, comentas todo lo que sale, con sus trazos y colores.  Si es un cuento, más que leerlo, comentarlo. Déjale girar las hojas o que él mismo se invente partes de la historia. Solo es cuestión de empujar un poquito, y su imaginación hará el resto.

3.- Cuéntale una vivencia tuya propia, no hace falta que sea un cuento  de hadas, o de miedo. Cualquier tema puede servir para empezar una conversación. Como era tu colegio, o tu maestra, o si tenías un perro, o si tu hermano te quitaba los juguetes.

4.- Las canciones o la música también son fuente de inspiración para empezar a hablar.

Hay una organización americana “Thirty  million words” (tmw.org) que nació de un estudio que se hizo en 1995, a través del cual se demostró que hay niños que en su 4º cumpleaños han oído 30 millones más de palabras que otros.

En un seguimiento posterior los niños que más palabras habían oído, tenían un mejor vocabulario y mejores resultados.  Los que empezaron antes, siguieron delante.

En resumen: hablando ayudaremos a nuestros queridos descendientes en su desarrollo y su vida futura. Poco coste, y grandes resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

llibre_enquadernat_ElPetitVailet

CUENTOS UNICOS

En el curso de escritura de Lola, Andrade, donde voy a clase desde hace un par de años, tenemos una compañera nueva, Susanna.

Cuando Susanna tuvo a sus hijas, se enteró que  poseía un don especial para imaginar y contar cuentos. Cada noche ha de inventarse uno nuevo y contárselo a sus dos niñas para que se vayan a la cama. Tiene muchas ideas y Marlin, su pez volador, tiene una aventura nueva cada día.

Así que decidió convertir su don  en su hobby y conseguir unos ingresos adicionales a su trabajo habitual.

Ella diseña y personaliza cuentos para los niños.  Con algunas fotos y sabiendo los gustos y aficiones de cada uno, es capaz de crear un cuento único, con texto y dibujos especiales. Y puede hacerlo tanto en castellano como en catalán.

Si clickais es este link  “LA SIRENA DELS CONTES”  accederéis a su blog. “

Si quieres un regalo único, una buena idea puede ser encargarle un cuento a Susanna, ella lo escribirá especialmente para tu nieto !

 

002

3 IDEAS PARA CONTAR MIL HISTORIAS

A los niños les encanta que les expliques historias, en varias ocasiones hemos publicado ideas para contar cuentos o inventar aventuras.

Prueba de ello es que en muchas escuelas y guarderías, organizan el “Día del abuelo” una vez al mes, o cada trimestre, los maestros saben muy bien que los abuelos somos el no va más …

Pero en casa también puedes  contarle  tu propia historia, verás como tendrás que repetirla y repetirla, mil veces, especialmente si se la explicas con anécdotas y detalles, muchos detalles. Por más que nos parezca que puede tener poco interés para ellos, lo cierto es que se mantienen atentos y concentrados en lo que les puedes explicar.

¿Que les gusta que les cuentes?

¿Como conociste al Abuelo, o a tu pareja?. Ahí empieza su propia historia, pero es que además las historias de amor siguen maravillando a los jóvenes. ¿Como, donde, que te pareció, fue a primera vista, te hacía reír?.  Le gustará oír tus explicaciones y la nostalgia de la juventud.

El día que su padre o su madre llegó a este mundo. Obviando los momentos dolorosos, pero destacando lo adorable que era. ¿Se parecía a él, lloraba mucho, a que jugaba?. Esta historia la puedes alargar hasta el día de su propio nacimiento. Como era, tan chiquitín o chiquitina. Esperabas con ansiedad la llamada de teléfono, te pusiste muy contenta, lloraste al conocerle.

Los días de colegio.  En esta época del año, cuando todos ellos han empezado sus clases, recordarles lo que tu hacías en la escuela, te unirá en sus propias experiencias.  Podréis compartir vuestros sentimientos hacia profesores, los mejores amigos, o los compañeros más antipáticos. Las materias que más te gustaban, o los juegos en el patio.  Cuando empezaste a leer, o a suma y restar. O con que deportes disfrutabas.  E incluso, los viajes en autobús o la hora de la comida. Podreis comparar lo que se estudiaba en tus años escolares, con lo actual. Y verás que en muchos temas no hay tantas diferencias

En fin, los abuelos y las abuelas tenemos muchas anécdotas, seguro que cualquier parte de tu vida será interesantísima para tus nietos

 

130918-mejores cuentos de oriente

Cuentos para reflexionar

Para terminar el duro miércoles, un cuento para reflexionar, del libro “Los mejores cuentos de oriente” de Ramiro Calle:

El pastor distraído

Al atardecer, un pastor se disponía a conducir el rebaño al establo. Entonces contó sus ovejas y, muy acongojado, se dio cuenta de que le faltaba una. Angustiado, comenzó a buscarla durante horas, hasta que se hizo muy de noche. No podía encontrarla y empezó a llorar desconsoladamente. Entonces un hombre que salía de la taberna y que pasó junto a él, lo miró y le preguntó: ¿Oye, por qué llevas esa oveja sobre los hombros?

 

Reflexión: hay que prestar más atención a las cosas para poder ser más reflexivos, y controlar nuestra mente y nuestros actos.

IMG_2350

6 ACTIVIDADES CASERAS

1.- Revisar el pasado. Hoy en día nuestros niños están muy tecnificados, los móviles, las tablets, los video juegos, en eso son muy autónomos, pero todavía les gusta saber y hacer algunas de las mismas cosas que hacíamos nosotros con nuestros abuelos. Les encanta escuchar que se havía en los años en que éramos un poco más jóvenes como se circulaba, o lo que se hacia los fines de semana, o como sobrevivíamos sin móviles. Puedes utilizar cualquier tema “antiguo” para llamarles la atención. A mi me hace gracia porque lo “antiguo” para ellos, yo lo veo ahí mismo.

 2.- Salir de casa con el abuelo o la abuela y encontrar tesoros.  Si es por la ciudad podemos descubrirles una fuente, los dibujos en los arboles, pájaros o gatos, o bien alguna tienda de tiempos inmemoriales en las que vendan artículos que no utilizamos en el día a día. O si que las utilizamos, pero que pueden tener otra utilidad.

Si es por el campo, las posibilidades son inmensas, palitos o piedras con formas especiales, hojas secas grandes o pequeñas, el olor de las plantas, plumas.

Podéis hacer conjuntamente una lista previa de lo que quieres encontrar, para hacer un collage, o inventar  una historia con todas las maravillas. Y un excelente sistema para aprender a planificar.

 3.-  Elegir de la biblioteca de casa, de una librería o de la biblioteca del barrio un libro para leer juntos. Un libro nuevo, no los que ya hemos leído tantas veces. Fomentar la lectura es esencial. Y si el niño ya es mayor, y quiere leer solo, puedes leer el mismo libro y luego comentar la historia conjuntamente.

 En muchas librerías y bibliotecas hay “el rincón de cuenta-cuentos” en sábados o vacaciones. No te lo pierdas. O conectate al cuenta-cuentos de Abnuelandia.

 4.- Fotos. Enséñales fotos de sus padres cuando eran niños, o jóvenes. Si tienes una foto de cuando le salió el primer diente, o cuando empezó a andar, o de cuando iban al colegio. O el primer chapuzón. Es divertido ver como se comparan con sus padres, y además puedes verificar como se parecen (o no), la fuerza de los genes. Pasado y futuro.

 5.- Cocinar y comerse lo cocinado. Hicimos para Abuelandia, hace ya tiempo,  unas madalenas con chocolate con mi nieto. Le puse el delantal y empezamos la operación. Las madalenas quedaron más o menos bien, algunas las pudimos aprovechar para la foto, otras no, estaban feas pero buenas. A mi nieto le parecieron geniales. Y de vez en cuando me pide que volvamos a hacer madalenas, o pasteles.  Leemos las instrucciones en el libro de cocina, planificamos la operación, vamos a comprar los ingredientes, encendemos el horno, batimos los huevos, mezclamos. Esperamos a que se cuezan  ¡ hay que tener paciencia ! y luego nos sentamos a comer y comentamos.

 6.- La caja de las joyas. No te desprendas de las piezas de bisutería que tengas, especialmente si tienes nietas. Es una de las fuentes de historias y cuentos más productivas de las abuelas. Cada pulsera, cada pendiente, tiene una nueva vida en nuestros descendientes ¡

 Tenemos muchas más ideas, esperamos las vuestras…. Seguirá…

 

12
abuelandia3-inicio
  • Popular
  • Recientes
  • Comentarios
  • Tags
130122-como-te-llaman-abuelandia-abuelos-y-nietos
January 22.2013. 10 Comments
IMG_1195
January 14.2013. 8 Comments
130521-quartos-mallorquins-abuelandia-abuelos-y-nietos
May 20.2013. 6 Comments
130118-colorear-abuelandia-abuelos-y-nietos
January 18.2013. 6 Comments
130527-aperitivo-sanisimo-abuelandia-abuelos-y-nietos
May 27.2013. 4 Comments
Diapositiva3
June 29.2015. 0 Comments
150519 LA TATIN diapo 1
June 19.2015. 0 Comments
vcm_s_kf_repr_882x588
June 02.2015. 0 Comments
Diapositiva2
May 08.2015. 0 Comments
150505-pulpo-a-illa-abuelandia-abuelos-y-nietos
May 06.2015. 0 Comments